domingo, febrero 22

Mensajes del pasado

Muchos son los mensajes que han sido dejados por los hombres que nos antecedieron, la historia nos cuenta cómo llegamos a ser lo que hoy somos, claro está que esta está llena de inexactitudes, interpretaciones subjetivas, distorsiones voluntarias e incluso involuntarias, pero hay otra forma de ver el pasado que trasciende lo que está escrito y que va mucho más atrás en el tiempo.

La escritura que para muchos  es el primer paso para el registro histórico no es sino un hito en la forma de contar las experiencias vividas, pero es además un poderoso instrumento de adoctrinamiento y una forma de encausar las sociedades hacia un determinado objetivo que generalmente está enmarcado dentro de la buena fe y el deseo de superación, pero que también puede  responder a intereses particulares de quienes escriben.

Antes de la escritura existieron otras formas de expresión, parece indudable que la especie humana ha tenido siempre la necesidad de comunicarse y expresarse, nace así la música, la pintura, la escultura, la artesanía y luego la poesía, el teatro, el cine, los graffities y otras formas de expresión que a diferencia de las de los animales inferiores quedan plasmadas en registros duraderos, estas formas de expresión son generalmente mas espontáneas y por ello son expresión libre del pensamiento humano.

Todo lo que los hombres hacemos para perdurar queda impregnado de nuestros  espíritus  y se dice que adquiere alma propia ¿quién puede dudar que en la Monalisa no está impregnado el espíritu de Leonardo o que el Guernica de Picasso no tiene alma propia? Con esto se quiere decir que las obras son reflejo de sus autores, son parte de su vida y de sus experiencias, pero además son entes individuales dotados de alma, son como los hijos de sus creadores, quienes al comenzar a transitar los caminos de la existencia  adquieren vida propia.

Por eso decimos que la  historia  no comenzó con la escritura, la historia comenzó el día en que el hombre hizo la primera herramienta de piedra,  el día en que cocinó el primer tiesto de barro o el día que hizo el primer túmulo funerario, pues ese día comenzó a dejar registro de su existencia y de su inteligencia, fue el día en que la humanidad comenzó a trascender.
     

sábado, febrero 21

Del mito a la ciencia y de la ciencia a la Ley

La visión que los legos podemos tener de la arqueología y el arte rupestre pasa por el romanticismo de imaginar a nuestros antepasados dejando mensajes trascendentales para el futuro. Partimos del mito para adentrarnos en la ciencia, así vemos cómo José José Vicente Abreu veía en un petroglifo un libro abierto, quizá el prólogo de una gran obra cuyo único fin era volverse memoria de los tiempos que eran presente para su autor y que serían pasado para quienes tuvieran en el futuro el privilegio de entender el mensaje grabado en la dura roca.   

Los mitos y las leyendas de la creación fueron recogidos por los conquistadores de estas tierras, en ellos los pueblos originarios cuentan de un creador común, pero con distintos nombres en las diversas culturas: Amalvaca, Bochica y Manco Cápac aparecen en nuestros orígenes, en los de los Muiscas y en el de los Incas, su obra va más allá de la creación, se enraíza también en la genesis  de sus culturas y en el desarrollo las artes y  es allí donde encontramos los testimonios impresos en el  rocas, las huellas de los pueblos ancestrales que quedaron para la posteridad. 

Surgen mil preguntas, encontrar las respuestas es una misión trascendental, el estudio de los cientos de yacimientos que han sido hallados en nuestro país y los miles o millones que se han encontrado en el mundo servirán de guía a la  dificil tarea. Desde el razonamiento del padre Juan Rivero al descubrir las figuras en los llanos del Casanare que no podían haberse formado "sino por arte del demonio..."  hasta los estudios hechos en el siglo pasado para determinar la datación absoluta de los petroglifos de Chipiare en el estado Falcón, vemos como se va desarrollando una verdadera ciencia, un estudio sistemático de las huellas dejadas en las rocas por nuestros ancestros.

La labor  de "escribir en la piedra" como técnica usada por los pueblos  no es ajena al estudio realizado por la ciencia que nos ocupa, vemos como se nos habla de la utilización del cuarzo, de  los vestigios de conchas marinas encontrados en los surcos de las piedras que nos dan idea de la forma de esculpir las rocas, de la utilización de hisopos  y percutores y del uso de la sabia silicolitica de algunas plantas para servir de catalizador de la superficie que se había de grabar. En este sentido se han analizado también las formas de coloración de los grabados en roca y otra serie de factores que llevan a que podamos afirmar que en las obras hay también un cierto componente estético que lleva a que se pueda afirmar que estamos en presencia de una manifestación cultural que podemos equiparar a una verdadera forma de arte.

Por otra parte, al ubicarnos frente al estudio del arte rupestre y  particularmente al realizado  nuestro país vamos a encontrarnos con que esta disciplina  tiende a quedarse en las academias y a limitarse  a las esferas institucionales y gubernamentales, aunque existe además la importante  tendencia  de considerar que deben ser las comunidades las que se interesen en en este tipo de arte ancestral, ya que en el se pueden encontrar fundamentos de identidad cultural de gran importancia para los pueblos, de allí que lo ideal es que  junto a las comunidades estén  los científicos, los  artistas, los artesanos, los promotores culturales, los empresarios y 
los educadores  

Este último aspecto es regulado en Venezuela por la  Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural que  establece una obligación compartida entre el Estado y las comunidades que comprende la defensa y protección del patrimonio cultural que incluye  al patrimonio arqueológico y al efecto establece sanciones de diversas especies a quienes atenten contra este o violen las disposiciones contenidas en su texto; creemos sin embargo que seria aconsejable promulgar una ley especial para el patrimonio arqueológico regule específicamente las actividades protección, conservación y difusión de este patrimonio que pertenece a la humanidad entera, ya que  permite hacer una conexión directa con sus  orígenes. 

domingo, febrero 15

¡Adiós a un amigo!

Una de las pruebas más difíciles de la vida es cuando nos toca despedirnos de un ser querido, de un padre, de un hijo, de hermano, de un amigo o simplemente de alguien que hemos apreciado.  Cómo quisiéramos que todo nuestro entorno permaneciera por siempre, pero de ser así no estaríamos permitiendo la evolución de la vida misma que es el objetivo último de la existencia. 

Cuando alguien muere trasciende, se transforma y se eleva a una esfera espiritual mas alta y a su vez nos transforma a todos quienes estuvieron a su alrededor. Poco a poco vamos comprendiendo que el espíritu de quien creíamos que se había ido permanece entre nosotros. Hay quienes hablan de la muerte como un momento alquimico, en el que la realidad mundana se transforma un una nueva que apunta a la plena realización espiritual, al encuentro con la iluminación. 

Un amigo se ha ido, se nos adelantó en el camino y pasó orden distinto de realidad.  Estamos seguros que está disfrutando de la otra vida,  ya que durante su vida eso fue lo que trasmitió a,través de su bondad, su jovialidad, su espíritu de solidaridad y de servicio. Espero que podamos vernos en el otro mundo amigo. 

jueves, febrero 5

El Reino de la barbarie

El grado de civilización de una sociedad puede medirse por el grado de respeto que se tiene a los derechos humanos, esto si consideramos que la civilización es la capacidad de convivir en forma pacífica teniendo a la justicia como objetivo primordial. 

Originalmente la palabra civilización proviene del latín Civitas que quiere decir ciudadano refiriéndose a los titulares de Derchos y obligaciones, pero también entendemos por civilización al desarrollo de las tecnologías accesibles en determinados grupos sociales; sin embargo, el correcto uso de esas tecnologías también determina el grado de civilización, no podríamos por ejemplo llamar civilizada a una sociedad que disponiendo de tecnología la utiliza exclusivamente para explotar a sus ciudadanos.  

Desde este punto de vista podríamos decir que el mundo actual no ha llegado a un grado de civilización satisfactorio, pues a pesar de los avances tecnológicos las desigualdades sociales y los abusos de autoridad, así como el irrespeto a los derecho humanos es evidente. Esto no quiere decir que no se hayan hecho esfuerzos para encaminarse hacia la ruta de los Derchos Humanos y por ende al camino de la civilización.

Los mecanismos internacionales de defensa de los Derechos Humanos precisamente se han instituido para velar por la integración de los distintos países a este proceso; sin embargo, no parece existir en los gobiernos, aun de aquellos de los países más desarrollados de renunciar a su cuota de soberanía e independencia para someter su comportamiento a los dictámenes de los tribunales internacionales. 

Mientras haya niños con hambre; mientras exista esclavitud, aunque no esté institucionalizada; mientras existan tribunales que atiendan a órdenes politicas; mientras hayan desaparecidos; exista pena de muerte y ejecuciones extrajudiciales, no podremos hablar de que nuestras sociedades han alcanzado un grado aceptable de civilización.   

miércoles, diciembre 31

Venezuela 2.015

La historia del siglo XXI en Venezuela ha estado marcada por un  proceso que se originó por una crisis institucional que trató de abrir caminos a una nueva institucionalidad, basada en un nuevo texto constitucional y en la renovación de los poderes constituidos. Pero el proceso se tornó difícil y lento y lejos de generarse el esperado cambio basado en una alianza cívico militar el rumbo que tomó el país nos ha conducido hacia el ahondamiento del estatismo y no el centralismo en la que el factor petróleo sigue siendo eje de la economía y la política. 

Aunque la vocación de los líderes del gobierno, según el discurso oficial apunta a lo social la sociedad ha quedado en segundo plano al no tener el protagonismo deseado en la construcción del país, pues el rentismo petrolero hace prácticamente innecesaria la actividad productiva, pues el Estado se ha creído capaz de satisfacer todas las necesidades de la sociedad a través de políticas de importación de bienes y servicios. Pero después de quince años el modelo parece estar llegando a una nueva crisis manifestada por el exceso de consumo, el colapso de las redes de distribución, la inflación desmedida y las distorsiones causadas por el subsidio a las importaciones a través de un esquema cambiario que lejos de poner un paliativo a los problemas internos lo que ha hecho es agravarlos.

El gobierno ha intentado ganarse el apoyo de las masas y en cierta medida lo ha logrado. La oposición por su parte ha sido incapaz de presentar una alternativa al proyecto chavista. La unidad se ha dado en torno a una premisa negativa, simplemente cambiar a los actores del actual proyecto para erigir uno nuevo, pero por ningún lado aparecen las bases del programa que ha de sustituir al actual. Las vías de cambio son básicamente dos: el cambio violento por la fuerza y el cambio democrático, a través de elecciones. Para el primero haría falta el apoyo de Fuerza Armada y para el segundo la creación de organizaciones populares con arraigo en la sociedad. Ninguno de los dos factores parecen estar dándose. Queda una tercera opción que seria el colapso del gobierno por la caída de la renta, pero el rumbo a partir de allí es totalmente incierto.          

Así comienza 2015, lo único pronosticable es que sea cual fuere el escenario lo que se impone es una mayor participación de la población en las actividades productivas y un reencuentro de la sociedad con base en la idea de un país unido, con disposición a un cambio radical que permita la participación de todos,los factores productivos en la construcción de una nueva realidad en la que la exclusión no sea aceptada.    

martes, diciembre 23

Navidad sin parques ni plazas

La ciudad de San Cristóbal parece haber sido castigada por el gobernador del Táchira, recibimos la Navidad con todas los parques cerrados, tapados con plástico negro, encerrados con mallas de hierro. Nos dicen que van a remodelarlos y a construir fuentes luminosas para embellecer la ciudad, pero mientras otras ciudades del mundo aparecen iluminadas, festejando la venida del niño Jesús, nuestros parques están oscuros y cerrados.

2.014 fue un año de protestas y movilización popular en el Táchira, la sociedad salió a la calle y tomó las plazas y los parques los cuales se convirtieron en iconos de las protestas. El 12 de febrero se cumplirá un año de haberse iniciado el movimiento que convirtió a los tachirenses en una vanguardia que pide cambios en el país y no es casualidad que la gente de este estado de Venezuela sea reconocida por su laboriosidad y su capacidad de emprendimiento.

Por el momento la gente del Táchira pasa en silencio frente a las cortinas de plástico que rodean los parques y las  plazas, los hombres y mujeres  a quienes se les rinde homenaje en esos sitios ahora están escondidos, casi proscritos, pareciera  se pretende silenciar la voz del pasado y callar la esperanza, la pregunta es si los tachirenses permanecerán tranquilos esperando que se culminen las obras para recuperar los espacios que humanizan la ciudad y buscando esparcimiento en los pocos lugares a los que tienen acceso. 

  

lunes, diciembre 15

El control social en la era de la informática


El desarrollo tecnológico del que hemos sido testigos en los últimos años no sólo ha hecho la vida más fácil, sino que ha generado una serie de situaciones que ponen en vilo la privacidad de las personas. No vamos a decir que nos pueden espiar a través de satélites o con pequeñas naves teledirigidas, lo cual es posible, pero poco probable por los costos que ello acarrea. Lo que si es ya cotidiano es que puedan rastrearnos a través de una serie de mecanismos que se han vuelto parte de la vida normal de las persas y que tienen que ver en buena medida con la sistematización de ciertas actividades como el comercio, el transporte y la movilidad de las personas.

Hoy día existen códigos electrónicos en el comercio para efectos fiscales, en ellos quedan registradas todas nuestras compras, pero también existen códigos que identifican nuestros vehículos y más recientemente se han introducido en algunos lugares sistemas en los peajes y expendios de combustibles. Para cruzar fronteras es indispensable hacer algún tipo de trámite en el cual dejamos nuestras coordenadas. Pero las cosas van más allá, nuestros teléfonos celulares pueden ser rastreados y más aún, sin ninguna malicia publicamos datos. Y fotografías nuestras en las redes sociales y dejamos récord de nuestras preferencias, nuestra forma de pensar, de nuestro entorno familiar y hasta de nuestros planes inmediatos.

En el estado Tachira es necesario un código de barras adherido al vehículo para que le abastezcan combustible y se está estableciendo un sistema biometrico para la compra de alimentos. El Registro electoral en Venezuela tiene una base de datos con las huellas dactilares de todos los votantes,  el servicio de identificación ahora tiene cédulas y pasaportes electrónicos, lo que implica que tengan también las huellas dactilares, fechas de nacimiento, domicilio, fotografías, firmas y la identificación biometrica de todas las personas mayores de ocho año.

Las instituciones bancarias tienen el registro de la forma de pago de las obligaciones  de sis clientes y las intercambian con otras instituciones para clasificar a los deudores de acuerdo a su actitud frente al crédito; como si esto fuera poco las nuevas generaciones publican el "estado" a cada momento en sus redes sociales, ellos prefieren la publicidad a la privacidad y son inducidos a ello cada vez que entran a la red.  "El gran hermano", "el ojo en el cielo" ya son una realidad; la teoría de la conspiración ya no es fantasía. Todos los días y a toda hora estamos siendo vigilados