lunes, mayo 19

El verdadero cuento del gallo pelón.

Fui  amenazado durante toda mi infancia con que me iban a contar el cuento del gallo pelón y nunca me lo contaron, pero por fin he logrado conocer la trama de la historia. No debía hacerla pública simplemente por solidaridad Inversa, es decir por egoísmo puro, porque después de más de cincuenta años tratando de que alguien terminara por contarme el cuento no me parece justo de ir soltándolo así como así.

Pero no se que chispa de magnanimidad me arropó hoy que voy a proceder a contarles la historia. Siempre pensé que era más criolla que las caraotas refritas o el pisillo de chiguire, pero resulto ser una historia con origen en la madre patria, de Morón de la Frontera exactamente, un lugar en el Reino de Granda en la actual provincia de Sevilla. Cuentan que allá por los años 1500 las rencillas entre vecinos terminaron con la formación de dos bandos que vivían en un constante pleito. La noticia llegó a oídos del Rey, quien envió a un juez de nombre Don Juan de Esquivel a poner paz en el pueblo.

Don Juan resultó ser un fanfarrón que continuamente repetía la frase "donde canta este gallo no canta otro", razón por la cual comenzaron a llamarlo el gallo de Morón. El noble señor resultó ser además de fanfarrón,  arbitrario  y autoritario, así que por primera vez en mucho tiempo  los vecinos se unieron y lograron desnudarlo para darle una pela con ramas de acebuche, una especie de olivos silvestres que crece en la región. Después de eso se hizo popular un romance que dice  "Anda que te vas quedando como el Gallo de Morón sin  plumas y cacareando en la mejor ocasión"  Después de la pela que le dieron el ilustre Juez abandonó el pueblo para nunca más volver. 

En Morón de La Frontera existe una placa con el romance que le compusieron al tristemente célebre  Don Juan de Esquivel, que a pesar de haber salido del pueblo desnudo y pelado cumplió con el cometido de unir a los vecinos del pueblo.  Así que la próxima vez les pregunten ¿quieres que te cuente el cuento del gallo pelón? pueden responder: "Anda que te vas quedando como el Gallo de Morón sin plumas y cacareando en la mejor ocasión"

 

4 comentarios:

Mirtel Acosta dijo...

Que hermoso relato. Gracias por compartirlo. Abriste un Tesoro folklórico!

Nany dijo...

Qué buena historia! se la voy a contar a mi hija de 5 que me tiene loca de que le cuente de verdad el cuento del gallo pelón, tanto es así que ya me ha hecho contarle varias historias con la excusa de que le invente algo, hoy le conté que al gallo le habían robado la cresta un lobo y que en el gallinero le habían empezado a decir gallo pelón! jajaja pero bueno, ya sabemos la historia original! muchas gracias por compartirla!!!

Carlos Isaza dijo...

Por fin gracias esto me tenía atormentado toda la vida

Koria dijo...

Siento que ya no puedo confiar en nada de lo que alguna vez, creí en mi infancia. Recuerdo que mi tía me contó una especie de fábula, que respondía a mi interrogante del origen de tan molesto juego, pero ahora sé, fue solamente un recurso para llenar mi curiosidad infantil.
Este ha sido un desengaño bastante interesante.
Ahora sé la verdad... Gracias por compartirla.