sábado, enero 29

LA TROMBA MARINA QUE LLEGÓ AL COBRE

En 1.942, podemos imaginar cual sería el grado de instrucción que podían tener los habitantes de El Cobre, para entonces un poblado eminentemente agrícola, ubicado a varias par de horas de carretera de La Grita y con el Páramo de el Zumbador en medio para llegar a San Cristóbal. La historia trasmitida oralmente cuenta de lo que los habitantes de esta población no dudaron en definir como una tromba marina que azotó al pueblo y acabó con no menos de una cuarta parte de su población, que para la fecha se estimaba en unos ochocientos habitantes.
Un testigo de excepción de lo ocurrido es Monseñor Carlos Sánchez espejo quien cuenta que “por casualidad del destino regresaba de La Grita a San Cristóbal por la carretera Trasandina, pasando ese día a eso del medio día, cruzo el pueblo de "El Cobre", bajo el inicio de una lluvia, y observando grandes nubes muy negras, cuando llegue a San Cristóbal al anochecer se conoció en la ciudad la noticia de la gran tragedia ocurrida en El Cobre".

Los relatos del suceso hablan de la destrucción de un gran número de viviendas, así como de una inundación que cubrió buena parte del pueblo. Para quienes conocemos el pueblo, como es hoy día, una inundación allí es poco menos que imposible, si tomamos en cuenta que el mismo está construido en una pendiente. La gente habla de que se vieron peses volando por la fuerza del viento que levantaba el agua de la quebrada que pasa por un costado del pueblo, razón por la cual es posible que se hable de una tromba marina, pues decir que en realidad lo fue es caer en el especulaciones, ya que el cobre se encuentra a 2100 metros de altura sobre el nivel del mar y a unos sesenta kilómetros de distancia en linea recta de la parte sur del Lago de Maracaibo, las trombas, que no son otra cosa que remolinos de viento sobre una gran masa de agua, suelen durar no más de diez minutos y su altura puede alcanzar entre cincuenta y dos mil metros; Sin embargo, no parece imposible que la naturaleza del fenómeno sea esta, mas si recordamos que las trombas, que en su estructura son similares a los tornados, pueden alcanzar hasta trescientos kilómetros por hora y Cobre se encuentra en las faldas del Páramo el Zumbador, el cual es azotado permanentemente por vientos huracanados, de allí su nombre.

El suceso tuvo lugar el día 27 de noviembre de 1.942 y entre los datos curiosos que he recolectado en estos últimos días está el hecho de que del cielo llovieron peces y que el caudal del agua que bajó por el pueblo fué tal que desenterró los muertos del cementerio, los cueros de una tenería que había en el pueblo fueron a parar a la Quinta, un conocido cruce de caminos a unos veinte kilómetros del cobre.

Por otra parte, la época en que se produjo la tragedia de El Cobre, parece haber sido una época de fenómenos climatológicos atípicos, así en junio 1943 el Rió Torbes presentó la más grande creciente de la que se tenga registro, destruyendo el puente colgante que para entonces unía a San Cristóbal y Táriba, el cual fue diseñado nada menos que por el célebre ingeniero francés Gustav Eiffel.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Entré a esta página por el relato que hace poco me hizo Concepción Roa, de 91 años referente a todo lo que ustedes describen acertadamente aquí.

Juan B. Ruiz Hernández. ci 2780825

Anónimo dijo...

Busqué esta información por una historia que me relató mi hermano Arturo Parada, algo sobre una tromba marina en la población de El Cobre, Estado Táchira en 1942, algo para tomar en cuenta las generaciones siguientes de los pueblos tachirenses y aquellos que aunque estemos lejos de ahi, debemos tener presente lo que pasó, pasa y pasará en nuestras grandiosas tierras andinas venezolanas.

Anónimo dijo...

mi padre es testigo de esa tragedia, y que lamentablemente el quedo huerfano a los nueve años, y se salvo porque un tio se lo llevo a su casa, mi padre siempre nos cuenta esa triste historia hoy a los 77 años de edad que el tiene.. cueenta de eso y mucho mas 04163718155

Anónimo dijo...

mi abuelo contaba de esa trajedia y como la jente al dia siguiente recojia peces del suelo y algas marinas hoy sabemos que estos fenomenos son posibles pues en otros paises a pasado con naranjas y manzanas

Anónimo dijo...

Mi Padre Q.E.P.D. Era de una aldea llamada Mangaria y decia que se puso tan oscuro que las gallinas se subieron en las camaretas que tenian para dormir y el ganado se echo. Contaba eso y narraba parte de una poesia donde nombraba hasta personas y madres que se los llevaba la corriente de agua con sus hijos en los brazos.

Anónimo dijo...

soy habitante del cobre, y de acuerdo a lo que me han contado saque estos versos:

en este pueblo alegre
donde naci yo,
paso una crecuiente
en el año 42.

en el año 42
paso una creciente,
se llevo muchas casas
y bastante gente.

y bastante gente
y quedo todo en playa
los rios bajaban
de todas montañas.

de todas montañas
bajaban los rios
la quebrada del rincon,
la vieja y el playon.

la vieja y el playon
inundaron el pueblo
y fueron a rebuscar
al cemenmterio.

a rebuscar el cementerio
fueron las aguas,
y la gente fueron
adar sus plegarias.

a dar sus plegarias
donde lavirgen del carmen
y vieron que su vestido todo
estaba lleno de lodo.

estaba lleno de lodo
y lo miraron con asombro
y empezaron a rezar
desde todos los escombros.

autor: jose guillermo velasco zambrano.

Anderson Pérez Pérez dijo...

Ser de El Cobre representa un orgullo para aquellos que de cierta forma tenemos un lazo inquebrantable que nos une... nos une a un pueblo-ciudad arraigado a costumbres y tradiciones que engrandecen y enaltecen nuestro gentilicio, más de allá de las historias, leyendas, anecdotas, décimas, fotografías y comentarios que se desprenden de este fenómeno atmosférico que ocurrió en el año 1942 y que aún queda en la mente de ciertos moradores, la historia de la tierra y sus fenomentos ambientales deben enseñarnos a que ciertas hechos tienden a repetirsen en ciclos de 80 y 100 años aproximadamente, en el año 2011 defendí un proyecto de investigación titulado "Estudio de la vulnerabilidad ambiental que presenta El Cobre, Municipio José María Vargas, ante las inundaciones" el resultado de esta investigacion y con la opinión de personas expertas en el tema se concluyó que la creciente de El Cobre fue provocada por la tromba marina, que ocasionó precipitaciones sobre los conos de eyección ubicados en la laderas circundantes al pueblo y demás aldeas que lo conforman como municipio autónomo, es decir que los echos del año 2010-2011 no son aislados y tienen una comprobación fehaciente... Gracias a Dios y a la Virgen del Carmen la fueria de la naturaleza no acabó con vidas, las pérdidas solo fueron materiales a excepción de un caso que se desprende de esta situación. Debemos aprender a construir las ciudades, tener planificación urbana, para que estos fenómenos no destruyan con facilidad lo que el ser humano construye con tanto esfuerzo.

Lcdo. Anderson Emanuel Pérez Pérez
@ecoander
Especialista en Biología & Química

Raquel Vivas dijo...

Mi padre en un viaje reciente al Cobre nos relato esta historia y me pidió buscar la referancia en internet

Anónimo dijo...

Mi abuelo Q.E.P.D para esa fecha tenia 29 años y el me contaba que el se encontraba en un garage trabajando y cuando esto ocurrio comenzo a meterse el agua y empezo a subir ya q era una estructura muy fuerte y no se derrumbo y tuvieron q comenzar a abrile huecos a la pared para q el agua saliera y asi fue q sobrevivio y contaba q bajaban en el agua las urnas del cementerio y un sr q estaba recien enterrado lo saco del cajon y el lo vio.

doris dijo...

Soy de Pregonero y en una ocacion que visite ese pueblo converse con un Sr que no recuerdo su nombre pero era una persona mayor como de 75 años aproximadamente y me contó esta historia. Quede impresionada por ese relato.

maryeth dijo...

Mi padre Nolasco Sanchez Barragan "EL ROQUE" tambien vivio este femonemo apenasera un niño, pero cuenta que los rios y quebradas bajaban por los cerros y los peces volaban, un pintor de santa ana de trujilo pinto un cuadro sobre lo ocurrido y aun lo conservamos .....

Unknown dijo...

Mi Madre oriunda de la Grita, me narró esa historia y recuerdo muy claro que me dijo que había sido una tromba marina.