martes, marzo 25

El respeto a los animales y la Iglesia Católica.

En estos días ha circulado en la presa mundial y en la red un artículo sobre la posición de la iglesia católica frente al maltrato de los animales. Dice el autor del articulo que el primer pontífice en reconocer que los animales tienen alma fue Juan Pablo II, al decir del articulista fundamentado en el hecho de que Dios creó a los animales y a los hombres con un mismo soplo divino, razón por la cual podemos considerarlos nuestros hermanos menores.

El actual catecismo reconoce el cuidado de los animales, las plantas y los seres inanimados como un deber moral regulado por la calidad de vida del prójimo tanto en el presente como en el futuro, además de que como criaturas de la creación merecen nuestro respeto.

Pero no siempre la iglesia ha dado ejemplo de respeto a los animales, el artículo habla de por lo menos dos casos de sacerdotes inclinados por el toreo y cita el libro “los cuernos del diablo” de aun autor español que critica severamente a la iglesia por su participación en la fiesta taurina.


Debemos recordar a Francisco de Asís, que según cuentan llamaba hermanos a los animales y hasta habla con ellos, se cuenta también que San Antonio de Papua predicaba a los peces que estos al escucharlo se acercaban a las orillas de los lagos.

Todo esto suena muy bonito, pero debemos recordar que muchos de los apóstoles eran pescadores y que queramos o no existe una cadena alimenticia de la que formamos parte y Dios nos dotó de colmillos, razón por la cual podemos presumir que somos carnívoros, claro que de allí a martirizar un toro en una corrida hay una gran diferencia, aunque algunos podrán encontrar alguna justificación para esa práctica a la que algunos llaman arte, como seguramente los romanos encontraban justificación para echar a los cristianos a los leones en el Circo.

2 comentarios:

ChaTo dijo...

Hola José Luis, todos los primates somos omnívoros, incluso los creados a imágen y semejanza de Dios.

Los humanos podemos vivir bien comiendo carne, y podemos vivir bien no comiendo carne. Lamentablemente prácticamente toda la carne de vacas, cerdos, y pollos que se come en el mundo proviene de cría intensiva, realizada en fábricas industriales en condiciones terribles para los animales. Podemos elegir evitarle a muchos animales ese sufrimiento.

Las vacas (millones de vacas) también sufren un martirio, no sólo unos cientos de toros. No te quedes solamente en lo espectacular de las corridas de toros. Hay un mundo de sufrimiento ahí donde nadie quiere mirar.

Saludos,
--
ChaTo

medussa dijo...

Esta claro...la gente tiene como estigma que el vegetarianosimo no aporta todos los nutyrientes necesarios para vivir, comenzando con el hierro de la carne roja..la cuestion posiblemente se debe tambien a la cria, a la inustria intensiva que se ha generado para nuestro consumo masivo y excesivo de carne...si no quereis haceros vegetarianos, existe la posibilidad de comenzar comiendo animales de granja..criados al menos en libertad y que aseguran una mejor calida de su carne,y aunque su precio es mas caro, si todos los que no desean hacerse vegetarianos o veganos comienzan con ello, se consiguira mas demanda y abaratamiento de precios y mas auge de este tipo de mercado..la cuestion posiblemente no es el consumo de carne en si, sino el trato que reciben los animales durante ese proceso, donde se les maltrata y se les pone en condiciones pesimas e insalubres en un afan de comercio y ganancias economicas.

Ademas, sabeis que las hecesd de tanto ganado daña terriblemente la capa de ozono?? son muchos detalles los que pueden ayudar a concienciar respecto al maltrato y comercio animal