viernes, julio 13

El túnel del universo.

Una experiencia sobrenatural fue la que me tocó vivir en los pasados días ante el deterioro de la salud y la posterior muerte de un ser muy querido por mi.

Me tocó acompañarla en su lecho de muerte y escuchar sus relatos sobre la experiencia que vivió en sus últimos días y horas.

No entraré a sentenciar si las cosas que ella relataba solo fueron delirios producidos por los medicamentos, por el temor a la muerte o si realmente se trató de experiencias sobrenaturales vividas por ella antes de dejar el cuerpo material del que fue dotada para su experiencia de vida.

Unos días antes de la muerte era común en ella el relato de la visión de unos hombres vestidos de negro que esperaban en silencio en el jardín, según la descripción que daba estaban vestidos con abrigos largos y no se por qué pienso que además llevaban sombreros, estas visiones le ocurrían generalmente en horas de la noche, en oportunidades estando nosotros presentes, pero solo ella las veía y a pesar que le decíamos que no había nadie afuera insistía en que allí estaban.

En oportunidades se despertaba diciendo que los hombres vestidos de negro habían estado allí de nuevo, esto duró más de un mes, entiendo que los psicólogos e interpretes de los sueños asimilan estas imágenes a una manifestación de temor a la muerte, pero en el caso que refiero no se trató siempre de un sueño recurrente sino en la mayoría de las oportunidades de visiones que tuvo estando completamente despierta

Al agravarse, fue recurrente que llamara a su madre muerta y ya más cerca de la muerte también a su padre, nunca la escuchamos llamando a su esposo, con quien compartió más de cuarenta años de su vida, ni a sus hermanos u otras personas queridas fallecidas o que vivas que vivían en otros lugares.

En los delirios pre mortem recordó una oración que en vida nunca le escuchamos en la que pedía por "los parientes, amigos y benefactores".

En la mañana de su último día de vida me confió algo que nunca esperé escuchar de ella, dijo que había visto "el túnel del universo", posteriormente repitió varias veces estar viendo el túnel. Eso me recordó las experiencias de aquellas personas que dicen haber regresado de la muerte quienes relatan haber visto un túnel que conduce a una luz brillante.

En los delirios pre mortem recordó una oración que en vida nunca le escuchamos en la que pedía por "los parientes, amigos y benefactores".

Otro evento extraordinario fue la llegada de una de sus más queridas amigas, quien apareció el mismo día de su muerte a pesar de haber estado un largo tiempo ausente, vino a despedirse, cuando la vio pidió le llamasen un sacerdote para que le administraran la extrema unción, esto lejos de ser un momento triste fue una manifestación de fe, un acto de esperanza lleno de amor.

A las pocas horas el pulso le dejó de latir, una expresión de placidez quedó dibujada en su cara, como si al fin hubiese encontrado el brillo de la luz al final del túnel.

1 comentario:

Nanyi Lidia dijo...

Vaya es real todo ese relato? Bueno, a lo mejor si era desesperación porque sabía que moriría, la mente te puede hacer creer muchas cosas que no están incluso inventarte toda una historia... nunca has oido de los embarazos psicológicos?

Primera vez que veo tu blog, pasate por el mio! adios! :)