lunes, febrero 25

Vida Extraterrestre.

El ser humano siempre ha buscado respuestas a través de su propia actividad racional, de allí han surgido los conocimientos filosóficos y religiosos, de allí muchos de los libros sagrados, de allí grandes verdades universales, las bases de la ciencia, pero de allí también las grandes fantasías que dieron origen a la literatura universal y a la ciencia ficción. Dentro de esa actividad racional siempre Ha surgido la existencia de algún tipo de civilización distinta a la propia, de allí el mito de la Atlántida, de allí la descripción del Olimpo y sus cortes, de allí las apariciones de Dios tras las nubes en la Biblia. Esto no quiere decir que todos esos productos de la actividad intelectual sean especulaciones de seres alucinados que se dejan llevar por la fantasía, la obra de Julio Verne es ejemplo de que a través del ejercicio de la imaginación se pueden llegar a visualizar realidades desconocidas.

La existencia de civilizaciones extraplanetarias está presente en el producto del intelecto humano desde tiempos inmemoriales, pero es con la desaparición de las supersticiones que dieron origen a mitos como el de la existencia de brujas, las apariciones de almas en pena y la de demonios, duendes y otros especimenes venidos de planos oscuros y tenebrosos, cuando toma fuerza la idea de los contactos extraterrestres.

El deseo de protagonismo, la justificación de temores y debilidades internas son causa de la invención de muchas de estas historias, pero también cabe la posibilidad de que realmente algunos contactos puedan haberse ocurrido. Sin embargo extraña que ni en la era de las hansicams, ni en nuestra actual era de los celulares con cámaras fotográficas y de video exista ningún testimonio gráfico confiable de tales contactos.

Tampoco los meteoritos ni los estudios de las muestras recogidas por las naves terrestres que han viajado al espacio han traído muestras rastros de vida inteligente fuera de nuestro planeta, pero muchos enigmas siguen vigentes, los diseños en los cultivos, las inscripciones en las pirámides mayas que son interpretadas como testimonio de viajes intergaláctico, los avanzados conocimientos astronómicos de esa y otras civilizaciones, las gigantescas construcciones de las pirámides y esfinges de los egipcios, las líneas de Nazca y otros indicios hacen que no renunciemos a la posibilidad de no estar solos en el universo.

1 comentario:

victor dijo...

Para que veas que no todo es así te invito a mi blog: http://realidadaldia.blogspot.com

Saludos