martes, octubre 16

Acortando distancias

Imagínese Ud. tomar un tren en Caracas a las siete de la mañana y estar en Maracaibo o en San Cristóbal a las ocho y media, hacer sus diligencia, almorzar, tomar el tren de regreso y poder hacer una o dos diligencias en Caracas antes de cenar. Esto seria posible hoy día si tuviésemos un tren de última generación capaz de alcanzar velocidades de hasta seiscientos kilómetros por hora.

Estos trenes ya están siendo usados en Japón y Alemania,aunque los promedios de velocidad no exceden los trexcientos kilómetros por hora, su uso no se ha extendido a otros países por su alto costo, pero quizá nuestros hijos o nuestros nietos puedan llegar a utilizar medios de transporte con una tecnología semejante.

Por ahora los automóviles nos permiten hacer el recorrido de ida o de venida en lo que en la práctica resulta ser un día entero de carretera o los aviones en la mitad del tiempo, tomando en cuenta que hay que trasladarse a los aeropuertos y hacer las esperas correspondientes, esto sin contar que en todo caso dependamos de las condiciones climáticas. .

1 comentario:

alexismora dijo...

Imagínate lo que significa para los tachirenses que estamos en Puerto Ordaz ir a San Cristóbal. Son casi 20 horas de viaje continuo. Si tuviésemos un tren, en dos o tres horas estaríamos allá, si cruzamos por Amazonas y conectamos con San Fernando de Apure. Tenemos el peor de los subdesarrollos: políticos que son dinosaurios.¡Me encanta este blog!