martes, junio 19

La despedida de Facundo Cabral.

Ayer tuve la oportunidad de escuchar dos entrevistas a Facundo Cabral: la de Pedro Penzini en la señal Exitos, en la cual le dejó contar sus historias, filosofar sobre la vida y en resumidas cuentas hacer parte de su show, fue obvio que Penzini estaba descubriendo al trovador argentino, pues incluso llego a preguntarle si cantaría hoy en el Teresa Carreño la canción “lo cortés no quita lo cabral”, Facundo se hizo el loco o tuvo la gentileza de no corregir a Pedro. 

En cuanto al equipo de Buenas Noches, dejó mucho que desear: Kiko insistio hasta la saciedad enel mal chiste de decir que Facundo es el Padre desconocido de Carla Angola, cosa que me imagino no hizo gracia a la mamá de Carla y como si fuera poco Claudio Nazoa, quien estaba reemplazando a Ronald Carreño, llegó hasta burlarse de la apariencia de ciego del ya septuagenario cantautor, para ponerle la guinda al plato Carla, quien se esforzó por hacer preguntas serias buscando alguna genialidad de Facundo y consciente de que este fue interrumpido en todo momento por sus compañeros sin dejarle hablar, no se le ocurrió otra cosa que decir que nos moriríamos de la envidia si tuviéramos acceso a la conversación que ellos tuvieron en los negros con el artista. Así despidieron a Facundo dos de nuestros medios. 

Preocupa sobre todo Buenas Noches que ha demostrado en las últimas semanas una total decadencia, desafortunamente a esa hora cuando buscamos información y entretenimiento no encontramos nada mas que ver en la televisión nacional.

3 comentarios:

Jen El dijo...

Cultura? En televisión de señal abierta?

Ya buscarla en TV por cable es complicado...

Alabo tu fé en el pais, de verdad.

Anónimo dijo...

José Luís: en mis treinta años apenas pude asistir a cuatro conciertos de Facundo, y me pesa una barbaridad saber que el de anteayer fue el último en que lo vi sobre un escenario.
Nunca pude verlo en alguno de los foros (en universidades, por ejemplo), o en las entrevistas de algunos de los medios como las que mencionas, pues es evidente la poca difusión y cobertura que tiene Facundo cada vez que visita nuestro país, pero peor aún es el mal “tratamiento” que recibe por parte de tales medios. Apenas recuerdo que en su visita del año pasado atiné a ver un pedacito de una entrevista realizada por un conductor de La Tele, y fue un total desperdicio la “calidad” de las preguntas y comentarios del entrevistador. Y es que definitivamente Facundo (para los medios y el mercado) no vende, porque lo de Facundo aliviar, balsamizar, limpiar y sanar el alma.
Es una pena lo que comentas, pues dice casi todo de lo mal preparados que están muchos profesionales de la comunicación en nuestro país ante muchos tópicos, y ni que decir de la pésima calidad de los contenidos de nuestra televisión, que definitivamente no se van a subsanar gracias a un nuevo canal. Por lo que cuentas pareciera que tales entrevistadores no se hubieran tomado la molestia de realmente documentarse acerca de Facundo, y que si alguno de ellos de casualidad ha ido a alguna de las presentaciones del artista solo estuvo calentando la butaca. Y es que para “entrevistar” a Facundo hace falta más que la metodología que enseñan a los “comunicadores” en una escuela, hace falta, en principio y sobretodo, sensibilidad cargada de conocimiento, agudeza e intelectualidad, y ya te imaginaras cuantos medios cuentan con profesionales así.
El año pasado, al menos, lo entrevistó Jesús Quintero en “El loco de la colina”, que si a lo mejor no habrá sido la mejor entrevista que se la haya hecho a Facundo, estoy segura de que verla hubiera servido como alguna orientación a Carla, Kiko, Claudio o Pedro.
En todo caso y por último, lo que comentaste no es ni ajeno ni algo que afecte a Facundo, ya lo sabe y lo dijo él en su presentación, con su agudo y brillantemente reflexivo humor, y cito: “en la televisión siempre se esta contra reloj...y contra cultura, contra educación, contra valores...”. ¡Jo! Por si fuera poco y como consuelo para nosotros, imagínate el abismo que hay entre el primero que en nuestro país entrevistó a Facundo en los setenta y quienes lo entrevistan hoy, nada más y nada menos que el gran Renny Ottolina. (sin palabras)
Dejo abajo el texto de una de las microbiografías más inteligentes que he leído acerca de Facundo, quizás también le hubiese sido útil a los chicos mencionados arriba.
Saludos.

Facundo Cabral nació en un puerto argentino en mil novecientos treinta y siete, y desde que aprendió a caminar no se detuvo jamás. Cuando se fue de su casa, niño aún, su madre lo acompañó a la estación y, cuando se subió al tren, le dijo: este es el segundo y último regalo que puedo hacerte, el primero fue darte la vida, el segundo libertad para vivírla, y Facundo cuidó de esa libertad como nadie, por eso es uno de los pocos hombres independientes que anda por este planeta, un lobo estepario que pasa por las ciudades para excitar a la gente. Con los años, y casi todo el mundo recorrido, su fuego ganó en calidad porque antes quemaba y ahora ilumina, tanto que muchos dejan las drogas o la idea del suicidio después de escucharlo. Nunca se detuvo en ningún lugar, ni en la fama que, dice, es asunto de los demás, no mío, porque yo no vivo ni con ella ni por ella, la fama es un bullicio que sucede fuera de mi. Lo que se dice de Facundo Cabral: Sos una leyenda viviente que se pasea graciosamente entre la bilbia y el Pedro Páramo, entre el desierto y la Tierra del Fuego, entre Chagall y Octavio Paz. Facundo Cabral es la versión divertida de la Enciclopedia Británica. Facundo Cabral es un médico del Alma. Facundo Cabral es la primera versión del Internet, más lenta, pero más cálida. Facundo Cabral es un ángel sin escrúpulos, un Woody Allen cristiano. Facundo Cabral es el décimo tercer apóstol de Jesús. Nos engañaron: nos invitaron a un concierto y era un milagro. Facundo Cabral es tan incalificable, como inevitable. Facundo Cabral es un vagabundo "first class". Pensé que Facundo Cabral era argentino, al escucharlo comprobé que era patrimonio de la Humanidad. Facundo Cabral se viste como vaquero pero habla como un profeta. Si uno escucha a Facundo Cabral, termina siendo rico y feliz, está benditamente condenado a la victoria. A los 17 años, Facundo Cabral escribió su propia canción de cuna porque sintió que por fin estaba naciendo, gracias al vagabundo que le presentó a Jesús, exactamente al Sermón de la Montaña, que desde ese momento se convirtió en el programa de su vida. Facundo Cabral es un trovador de nuestros días que deja fluir espontáneamente sus pensamientos y sentimientos, que nos habla al oído de Dios, de los sueños, del amor. Escucharlo es un despertar y leerlo una iniciación.

Anónimo dijo...

Facundo Cabral no solo es un cantante. Es un filosofo y lo que dice y escribe, tiene un gran contenido ejemplar para la humanidad. Puede haber sido un error del señor Cabral, haber asistido al programa Buenas Noches, en donde los entrevistadores han demostrado su falta de seriedad y además como entrevistadores interrumpen tanto al entrevistado y a la vez autoresponden sus preguntas, el entrevistado termina como un invitado de piedra y ellos como los entrevistados. No dejan hablar a entrevistado cuando está desarrollando la respuesta razonada