sábado, marzo 31

Viajar en el tiempo.

Se ha planteado usted la posibilidad d¿e viajar en el tiempo? Pues los seres humanos lo hacemos a diario. La vista, el oído, el olfato, el gusto y aun el tacto realmente no perciben el presente sino el pasado, normalmente asumimos que lo que percibimos es el pasado inmediato, pero realmente no es así, dependiendo de la distancia a la que está el objeto o el fenómeno que percibimos podemos calcular el tiempo en el que existió o en el que ocurrió. Si es un sonido este viaja a una velocidad de 340 metros por segundo aproximadme, dependerá de la temperatura y las características físicas del medio en el que se propaguen. La luz se trasmite a una velocidad de 299.792.458 metros por segundo, es decir 300.000 kilómetros por segundo aproximadamente.

La percepción que tenemos de los astros, por ejemplo, corresponde a imágenes de estos en el pasado inmediato. La luna se encuentra a 384.000 kilómetros de nuestro planeta, así que la imagen que vemos corresponde a lo que fue la luna hace un poco mas de un segundo, mientras que el sol distancia al sol puede llegar hasta 151.800.000 kilómetros , lo cual implica que la luz solar que llega a la tierra se generó hace casi un minuto. Antares la mas lejana de las estrellas se encuentra a mas de quinientos años luz, esto es la imagen que se percibe de este gigante en los telescopios de los astrónomos es una imagen que se generó hace mas de quinientos años.



Para ir al futuro teóricamente solo tendríamos que invertir la ecuación, es decir ubicarnos en el lugar y el tiempo en el que está el cuerpo que es observado. Albert Einstein ya despejó la ecuación y encontró que, al menos en teoría, esto es posible solo que la masa sufriría alteraciones tales que se desintegraría. Si en un futuro se puede desarrollar la tecnología para viajar en el tiempo, ya no a través de los sentidos, sino llegar a transportar nuestros cuerpos en el tiempo ya tendríamos visitas de viajeros del futuro en nuestros días y al menos en nuestra dimensión eso no ha ocurrido; Sin embargo, son muchas las historias verosímiles de profecías, sueños premonitorios y videntes, lo cual hace intuir que pueden existir otras dimensiones, aun no exploradas, en las cuales sea posible transitar los misteriosos caminos del tiempo.

1 comentario:

Juan Francisco dijo...

Muy lógico e interesante-.

Saludos-.