domingo, agosto 28

PASOS PERDIDOS

Hace poco menos de veinticinco años mi hermano y yo eramos dueños de una prospera
empresa que primero fue importadora y luego productora de clones (esqujes) de crisantemo aquí en el estado Táchira una bella tierra en los Andes venezolanos. Nuestra empresa llegó a distribuir su producto a nivel nacionalcon mucho éxito. Simultáneamente iniciamos un proyecto que se llamó Conservas La Nona y que hoy es una de las marcas de mermeladas y champiñones que se distribuyen a nivel nacional, especialmente en Central Madeirence, la principal red de supermercados a nivel nacional. En el año 1987, yo estaba por concluir mis estudios de Derecho y tenía poco tiempo para dedicarle a las empresas, así que decidímos que mi hermano se quedara con la producción de clones y yo con la envasadora. Transcurrió el tiempo y mi hermano dejó el negocio de reproducción de plantas de Crisantemo, vendió la finca donde se hacia la producción y tomó otros rumbos. Yo por mi parte he compartido la actividad profesional como abogado con la pequeña industria que ya tiene veinte años y aunque ha tenido sus altas y sus bajas es una empresa exitosa aunque pequeña. Recientemente me conseguí con un viejo empleado de la empresa de reproducción de plantas y me preguntó por qué nunca habíamos vuelto a producir esquejes si nuestra empresa aun después de muchos años sigue siendo nombrada como una de las que producia plantas de meor calidad. Esto me indujo a probar de nuevo producir esquejes. Creo que las condiciones de mercado son incluso mejores que hace veinticinco años. Las comunicaciones han mejorado increíblemente, hoy hasta el mas pequeño productor tiene un teléfono celular, Internet nos brinda acceso a la tecnología mas actual en el campo de la producción de plantas, así que he comenzado con este proyecto que será una operación combinada entre dos empresas de la familia, Vivero Peribeca y Cultivos Bonanza. Ya tenemos unas pocas plantas madres sembradas y estamos acondicionando mas terreno para sembrar mas. La proxima semana comenzaré a trabajar con los bancos de enraizamiento. Estoy muy optimista porque ya tenemos algunos clientes potenciales. Lo mejor de todo es que me siento veinte años mas joven, pues estoy recorriendo caminos ya transitados pero nunca olvidados.

VISITE TAMBIEN HUELLA DIGITAL

2 comentarios:

maria caraota dijo...

que bueno que volvistes a retomar ese tema en tu vida :) me gustan los crisantemos, y mas cuando sabemos que detras de esos crisantemos que se comprarn en la floristeria hay un gentio trabajando y hechandole pierna :)

Jairo Boudewyn dijo...

seria bueno saber (sin no es mucha intromision) porque tu hermano dejo la empresa si les iba tan bien?