domingo, agosto 21

LO MAS CERCANO A UNA ESTAFA

Les podría contar de lo mal mantenidas que están las carreteras de Venezuela, de fastidiosa espera del Ferry a Margarita o de la intransigencia y falta de educación de los fiscales de transito en Valencia, de lo caros que están los hoteles en todo el país, de lo costosa de la comida y de muchas otras cosas que hacen que tu presupuesto se vea siempre estrecho cuando decides viajar por nuestro lindo país, pero hoy voy a hablarles de otra cosa, les hablaré del sistema de multipropiedad de los llamados resorts.
El tema no es nuevo y seguramente muchos de ustedes sabrán de eso mucho mas que yo, pero dentro de mi ignorancia es lo mas próximo al concepto de estafa que existe. Comencemos por allí una estafa, según el concepto del Código Penal venezolano es una “artificio o maquinación engañosa para sorprender la buena fe de otro induciéndole al error para sacar un provecho económico injusto para si o para un tercero con perjuicio ajeno”. Todo comienza cuando te venden la propiedad compartida de un apartamento o una suite en un condominio con características de hotel cinco estrellas, podría ser por ejemplo el Hilton Suites de Margarita. El costo de su copropiedad, que en teoría le garantiza el uso de una de las suites del condominio por una semana al año, está entre los seis y siete mil dólares, pagaderos en bolívares de la forma que más se ajuste a su presupuesto, podrá usted firmar letras que serán descontadas en el banco, bauchers de sus tarjetas de crédito, emitir cheques post datados o hacer su transacción en efectivo en moneda local o en moneda de cualquier otro país. Por supuesto deberá pagar intereses y las tasas de cambio le serán calculadas de la forma que mas favorezca al vendedor, pues en el momento de usted pagar le harán sentir que le están haciendo concesiones especiales y que le están regalando buena parte del paquete.
Con toda seguridad entre los regalos de bienvenida le incluyan una suscripción a RCI, una agencia de “intercambio” de sus derechos, así sus vacaciones las podrá tomar en cualquier parte del mundo en cualquier época dl año, solo deberá consignar su semana en la empresa al comenzar el año para que puedan así disponer de ella. Así al cumplir el primer año le llamarán gentilmente de RCI a decirle que puede depositar la semana o pagar la cuota de mantenimiento de Hilton Suites o del resort que Usted compró, de lo contrario perderá la opción de utilizar su semana, el costo de mantenimiento está en cuatrocientos dólares americanos, pero podría variar. Usted deposita su semana y así podrá, ahora a través de RCI conseguir alojamiento en sus próximas vacaciones, pero ojo no siempre obtendrá un hotel de la misma categoría del que Usted pagó, lo que si seguirá invariable será la cuota de mantenimiento. Además si Usted personalmente no va a usar su semana, sino que va transferirla a un hijo o a cualquier otra persona deberá pagar cincuenta y un dólares adicionales, salvo que la persona a quien se la transfiera se llame igual que el titular de la propiedad.
Lo mas bonito del negocio es que transcurridos quince años, Usted pierde todos los derechos sobre la propiedad, aunque le dicen que podrá usar las áreas comunes del resort, claro, siempre que pague una tasa fijada en forma unilateral por la administración del hotel. Es decir que durante quince años usted pagará otos seis mil dólares, además de los servicios que le presten durante sus vacaciones. Cuando Usted vaya a protestar le dirán que todo estaba escrito en la letra del contrato, el cual posiblemente firmó en medio de una reunión en la que le dijeron que se estaba ganando una rifa que le daba derecho a una semana adicional, o a unas vacaciones en Cancún o a un viaje a Los Roques, todo dependerá de lo que le puedan sacar a Usted y de lo duro que se ponga a la hora de firmar.
VISITE TAMBIEN HUELLA DIGITAL

1 comentario:

Jairo Boudewyn dijo...

Vaya que estafa! nunca confie en ese sistema pero la verdad que es una verdadera trampa.