sábado, julio 23

YERBA MATE.

Hace algunos años tuve la oportunidad de visitar el sur del continente, específicamente estuve en Argentina y Paraguay. Mucho me llamó la atención la costumbre de tomar Mate. El mate es una especie de te que se hace con una hierba llamada Llex Paraguayensis. Es un estimulante similar al café, de hecho en su composición química está presente la cafeína. Sin embargo las concentraciones del estimulante son mínimas, pro además de cafeína el mate contiene otros estimulantes del sistema nervioso.
Se dice que no es adictivo ni tiene efectos secundarios como otros estimulantes. Tiene un alto contenido vitamínico y se dice que tiene efectos beneficiosos para el sistema cardiovascular y el sistema inmunológico.
El sabor es amargo, se toma en un recipiente de madera o en un mate o tapara, de allí presumo viene su nombre, con una bombilla, especie de pitillo metálico o de madera con un pequeño colador en el extremo inferior. La hierba, de sabor amargo parecido al del te verde, se coloca en el recipiente y se cubre con agua caliente.
Es usual compartir el mate en una especie de antiguo ritual de amistad, probablemente heredado de los indios guaraníes. La hierba misma es utilizada varias veces. El mate no se sirve sino que se ceba, esto es se prepara de una forma especial para que la hierba suelte todo su sabor.
En el norte de argentina se toma con leche y azúcar. Hay quienes le agregan cáscaras o trozos de frutas para aromatizarlo. El recipiente en que se ceba el mate puede ser muy sencillo, pero también puede ser decorado con metales y hasta con piedras preciosas elevándolos a la categoría de joyas.
Cahrles Darwin en su diario de viaje al campamento de Beagle cuenta en los siguientes términos su experiencia con el mate: “Llegué al campamento al anochecer, y después de tomar mucho mate, preparé la cama para la noche. El viento era muy fuerte y frío, pero yo nunca dormí más cómodamente”.


VISITE TAMBIEN HUELLA DIGITAL

2 comentarios:

Alex dijo...

Hola José Luis. Interesante la nota sobre el mate. Es todo un lenguaje para los que entienden. La forma en que se sirve o "ceba" indica los propósitos que el cabador tiene para su invitado. Si se trata de un hombre hacia una mujer, se le hecha algo de azúcar para seducirla. Si el mate está lavado, es decir, ya no despide sabor, es una ofensa o invitación a retirarse. Si está frío, sugiere enemistad o recelo, etc. El lenguaje del mate es muy amplio y es una lástima que se este perdiendo la tradición, aunque no así la costumbre de tomarlo.

José Luis Restrepo dijo...

Gracias Alex. Muy interesante tu comentario. Es parte de la cultura de nuestro continente.