viernes, junio 24

GASTRONOMIA INFORMAL


El termino economÍa informal fue acuÑado por primera vez por el investigador peruano Hernado De Soto en el libro "El Otro Sendero". Era un concepto novedoso hasta ese momento que respondía a la realidad de su país y de muchos otros países, especialmente en el llamado Tercer Mundo. El concepto abarca hoy día mucho más que la industria o el comercio sin cumplir con los requisitos impuestos por el estado, tales como permisos sanitarios, patentes munícipales, pago de impuestos, supervisión sanitaria y otras formalidades impuestas por el Estado para una convivencia mas racional, También abarca la construcción de viviendas en áreas marginales, el comercio de las mismas, la invasión de tierras privadas y públicas con diferentes finalidades y hasta el contrabando y la reproducción ilegal de discos, películas y libros. La economía informal es básicamente una respuesta a la incopentencia del Estado, incapaz de suplir a sus ciudadanos ciertas necesidades básicas. Entre esas necesidades está la falta de empleo, deficiencias en los servicios públicos, ausencia de planes de vivienda, falta de infraestructura y muchas otras. En Venezuela este fenómeno, curiosamente comenzó a acentuarse en la "Quinta Reública", especialmente en lo que a materia de comercio se refiere. El gobierno parece estar complacido con la iniciativa de los "informales". La respuesta a la economía informal en el resto del mundo ha sido el apoyo micro empresa con programas integrales que Incluyen educaci�n y financiamiento, el proceso es lento y la economía informal sigue creciendo a velocidades inesperadas. Aquí en Venezuela pareciera que lejos de considerarse a la economía informal un problema, se esto considerando que es una solución a muchos problemas.
Aquí en el Táchira desde hace tres o cuatro años comenzaron a aparecer ventorrillos de mazorcas en el hombrillo de la vía que enlaza a la Autopista San Cristóbal La Fría, en construcción desde hace ya casi treinta años, con la variante que lleva a la Carretera Panamericana a la altura del cruce hacia la bella población Peribeca. No menos de veinte negocios se han instalado allá en ranchos de guadua y caña braba con techos de zinc, con energía eléctrica pero sin contadores, sin agua corriente, sin baños. Los negocios van desde ventas de mazorcas tiernas asadas al carbón, empanadas, pasteles, morcillas, chorizos, pollos asados, parrillas, ollas de aluminio, artesanías en madera y por supuesto la cerveza y el miche andino, el ambiente músical lo pone una venta de Cds que montan en una lujosa cmioneta blazer a todo el frente y que deja sonar a todo volúmen rancheras, vallenatos y guarachas además de los chistes del Conde del Guacharo. Muchos de los propietarios son inmigrantes Colombianos, posiblemente ilegales, y se observa como trabajan niños desde los cinco o seis años en los ventorrillos que tienen una gran afluencia de público, especialmente los fines de semana. En el sitio es común ver como se hace en los días de mayor movimiento una tranca infernal, ya que interrumpen el tráfico normal de los vehículos, todo ante los ojos indiferentes de autoridades de transito, sanitarias y fiscales. Posted by Hello

2 comentarios:

caribe dijo...

Estaria bien satisfacerles las condiciones minimas no... dejaria de ser venezuela sin esos tarantines.
Recorde unos entre San Cristobal y la bajada al llano en ruta a Pregonero. Esos son mas restaurants pero igual ese sabor tan "Venezuela".

Anónimo dijo...

Que hubo paisano... precisamente en ese itio hace tres años quisimos comer cachapas pero estaban piches o "pichas". No me pararía de nuevo cuando vaya. La economía informal por donde se le mire no termina uno de entender si son las plagas egipcias o una solución. Me opongo a la invasión paupérrima y no soy xenófobo. Parte de ella tengo entendido son los narcos, guerrilla y "para".
saludos

ruurmo