lunes, enero 21

Crónica del eclipse

*CRÓNICAS LUNATICAS* Anoche saliendo de Peribeca un poco tarde pudimos ver un grandioso espectáculo, una luna gigante que me aconpañó todo el camino de regreso a casa mostrando un espectáculo cósmico inigualable; indescriptible por el tamaño de Selena, el brillo que hacía parecer día a la noche y el contraste con un cielo que poco a poco se iba poniendo oscuro, me tocó ir hasta Capacho y en la vía el espectáculo no dejaba de ser un regalo de Dios, luego bajamos de nuevo por la vía a Peribeca para luego transitar por la auropista siempre viendo a nuestro satélite que anunciaba un eclipse que ocurriría unas horas después, de verdad quedé extasiado con lo que vi, al llegar a casa en San Cristóbal salí a los jardines del edificio con mi esposa para compartí con ella la experiencia visual y allí pudimos ver a la gigante que entonces conenzaba a verse junto a él muy tenue resplandor de las estrellas entre las cuales, a lo alto pude ver el cinturón de Orión, luego vendría el eclipse, pero ya ella, la luna había mostrado toda su belleza. Esta columna se llama Crónicas Lunáticas porque las público generalmente los días lunes, pero hoy son Lunáticas porque su protagonista ha sido la luna. Espero que el evento de hoy sea un buen augurio para Venezuela y que como esta noche que termina nos permitió ver el desarrollo de lo que ocurría en el cielo podamos ver al país en libertad, sin nubes que impidan lo que será el renacer de una patria grande y en paz. J.L.R./21-01-19/ 5.37 am

No hay comentarios.: