sábado, julio 29

Grande

Una noche fuí con mi esposa y con mi hija a comerme un perro caliente cerca de casa. Una esquina frente a la casa de mi amigo Roger Parra, un muchachito muy joven atendía el negocio, Camila lo conocía, trabajaba en el gimnasio del Dorado, era Gustavo Villamizar, el chamo que mataron ayer a escasas cuadras del sitio.


Gustavo era un joven trabajador, emprendedor, estudiaba en la Unefa y todas las noches exponía su vida ante la inseguridad y el riesgo de tener un negocio en la calle. Quería una vida mejor, por eso seguramente se arriesgó también desafiando a la Guardia, por eso murió por un sueño, que es el sueño de muchos de nosotros: un país libre. 


Valga tu sacrificio para que tus amigos puedan vivir en libertad. Mucho dolor para ellos y tu familia, mucho dolor para un pueblo entero. Gustavo  te mataron, pero tu espíritu permanece entre nosotros. Eres grande muchacho. Siempre te recordaremos. 


JLR. 29/07/17

No hay comentarios.: