viernes, marzo 24

¿Cómo está?

Hoy un amigo me preguntó por el chat como  estoy y esto fue lo que respondí:
"Gracias por preguntar. Me tomaría mucho tiempo responder a esa pregunta, pero puedo decirte que de salud un poco quebrantado, pero sería injusto con Dios si no dijera que bien, solo me duele un diente, tengo una pequeña jaqueca, siento el estomago pesado y he sentido un poco de fiebre, además sé que la tensión está un poco alta y los niveles de glucosa siguen alterados, pero puedo respirar, ver, escuchar, leer, caminar y muy importante comer, jeje, y ahora que lo digo, también me puedo reír de mí mismo. 
De animo un poco decaído, aunque también  sería injusto con Dios si no le agradezco que me permite vivir y sentir que hay gente a la que quiero y que se me quiere, aunque aveces yo piense que no todo lo que yo los quiero, quizá porque entrego todo a mis seres queridos y aunque sé que hay que amar sin esperar nada a cambio aveces criar a los  hijos o simplemente tenerlos lejos, hacer una familia, cultivar amistades, trabajar por los clientes no siempre trae resultados inmediatos, pero sería también injusto no agradecerles a todos por lo mucho o lo poco que recibimos de ellos. 
No sé si es que soy demasiado sensible o que estoy pasando por un momento critico, pero como le dije estoy bajo  de ánimo; pero en este momento recuerdo mi primera salida al campo como explorador arqueológico con 60 años de edad y 60 kilos de sobrepeso, además de un morral y unos pantalones que se me caían, bueno pues como era de esperarse, terminé cayéndome por un barranco y recuerdo eso por qué no solo me levanté sino que seguí caminando  con mis compañeros de excursión y al regreso una chica Wayuu me dijo: Sabe Sr. José Luis (me hubiese gustado más Pepe) sabe que lo admiramos, porque se cayó y se volvió a levantar y aquí está buscando petroglifos con nosotros.
Si, estoy bien,  gracias por preguntarlo y si leyó lo que escribí gracias por leerlo amigo."

No hay comentarios.: