lunes, febrero 6

Nunca digamos adiós .

Duele pensar en la partida, pero sabemos que en cualquier lugar que nos encontremos siempre seremos capaces de sacarnos una sonrisa o una lagrima con un recuerdo, siempre habrá un poema o una canción que evoque momentos compartidos. No habrá distancia que sea capaz de borrar los vínculos de afecto, ni aun la que separa la vida de la muerte, porque lo vivido nunca desaparece, el amor es la energía suprema y como tal es eterno. Nunca digamos adiós si sabemos que seguiremos presentes. 

No hay comentarios.: